Illes Control - control de plagas en Mallorca
Desinsectación

HormigasPonemos fin a la plaga de estos insectos

El problema

La hormiga común, en nuestro caso, la hormiga negra o la de jardín, no constituye un peligro para la salud pero sí que puede llegar a ser muy molesta, no obstante, es posible que hayan estado en contacto con superficies de dudosa higiene y no es recomendable que campen a sus anchas por nuestra casa, restaurante, etc...

A partir de primavera es cuando podemos ver las primeras hormigas en busca de comida. Su misión es sencilla se dirigen a todas dirección y su objetivo es encontrar comida. Una vez que la encuentran es cuando ya tenemos la dichosa plaga en casa. Restos de comida, migas de pan, la típica dena que no se recoje hasta la mañana siguiente, etc...

Una vez que han encontrado una posible fuente de alimento, se instalan en tu hogar. En el mercado hay multitud de insecticidas para poner fin a las hormigas, aunque pueden ser útiles en algunos momentos puntuales, recomendamos la contratación de una empresa cualificada para poder acabar con el problema de las hormigas de raiz. Es importante identificar si se trata de un ataque puntual o si se han instalado en nuestro hogar. Si es así, no lo dudes y llámanos para que podamos poner fin a tu problema.

Hormigas en nuestra despensa
Hormigas en nuestra despensa
Hormigas atacando a nuestros restos de comida
Hormigas atacando a nuestros restos de comida

Nuestra solución

Lo primero es identificar el tipo de hormiga y donde se ha establecido la reina o de donde provienen las hormigas. Si contamos con jardín o espacios con tierra, normalmente lo podemos identificar por que encontraremos pequeños agujeros rodeados de montoncitos de tierra.

Una vez descubierto el nido e identificada la hormiga, aplicamos el tratamiento más adecuando.

Una vez acabado el problema se debe aplicar una guía de buenas prácticas, sobre todo en las épocas de verano cuando proliferan más estos ataques.

 

 

 

+ info

Guía de buenas prácticas e higiene: En primavera y verano aprovechando el buen tiempo es cuando debemos estar más atentos a este tipo de ataques. Muchas veces podemos ver una única hormiga que va inspeccionando el terreno en busca de comida, eas pequeñas señales nos pueden ayudar a identificar que podemos ser víctimas de una plaga de hormigas.

Es importante no dejar restos de comida, tener limpias las superficies de la cocina y de los lugares donde manipulemos los alimentos, evitar las migas de pan o restos alimenticios por el suelo y si hemos sido víctimas de una plaga, no hay que olvidar mantener limpia la zona donde se ubicó el nido y seguir aplicando la guía de buenas prácticas.