Illes Control - control de plagas en Mallorca
control-legionela-mallorca

Control de legionela

Illes Control

Limpieza y desinfección, consultoría y auditoría contra la legionela.

El problema

Control legionela mallorca

La Legionela es una bacteria que vive en el agua. En consecuencia, cualquier masa de agua en el edificio, incluida la red de agua fría potable, puede ser potencialmente un punto de riesgo y puede ser colonizada en cualquier punto. El uso de medidas de control y prevención por parte de un especialista es fundamental para controlar la legionela.

La infección por Legionela puede causar desde la fiebre de Pontiac semejante a una gripe, hasta legionelosis, una neumonía muy severa que puede causar la muerte.

Así, pues, para evitar esas infecciones es necesario el tratamiento para la desinfección y mejora de la calidad del agua.

En algunas ocasiones, en estas instalaciones, mal diseñadas, sin mantenimiento o con un mantenimiento inadecuado, se favorece el estancamiento del agua y la acumulación de productos nutrientes de la bacteria, como lodos, materia orgánica, materias de corrosión y amebas, formando una biocapa. La presencia de esta biocapa, junto a una temperatura propicia, explica la multiplicación de Legionella hasta concentraciones infectantes para el ser humano. Si existe en la instalación un mecanismo productor de aerosoles, la bacteria puede dispersarse al aire. Las gotas de agua que contienen la bacteria pueden permanecer suspendidas en el aire y penetrar por inhalación en el aparato respiratorio.

Nuestra solución

Auditoria y consultoria prevención de legionela

Los servicios que ofrecemos desde Illes Control son la gestión documental, consultoría y asesoramiento, y limpieza y desinfección de legionela según Real Decreto 865/2003.

Realizamos asesoramiento ante inspecciones de las Autoridades Sanitarias y/o consultoría ante la detección de desviaciones o deficiencias en las instalaciones indicando las medidas correctoras que se deben adoptar.

CONSULTORÍA Y ASESORAMIENTO PARA EL CONTROL DE LEGIONELA. Gestión documental:

  • Elaboración del libro de registro.
  • Elaboración y revisión periódica del libro de registro, consiste en una revisión periódica para comprobar la correcta cumplimentación del libro e informando, en su caso, de las desviaciones detectadas.
  • Gestión integral: se elabora, revisa y cumplimenta en el libro de registro todas las operaciones de mantenimiento definidas
  • Elaboración del programa de prevención y control de Legionella: el servicio incluye el diagnóstico de situación, el programa de tratamiento de agua, la evaluación final y la evaluación del riesgo de la instalación.



LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE LEGIONELA:

Las instalaciones de agua caliente sanitaria y de agua fría de consumo humano se limpiarán y desinfectarán como mínimo, una vez al año, cuando se pongan en marcha la instalación por primera vez, tras una parada superior a un mes, tras una reparación o modificación estructural, cuando una revisión general así lo aconseje y cuando así lo determine la autoridad sanitaria.

Agua caliente sanitaria: desinfección térmica para combatir la legionela
limpieza y desinfeccion contra la legionela

  • Vaciar el sistema y, si fuera necesario, limpiar a fondo las paredes de los depósitos acumuladores, realizar las reparaciones necesarias y aclarar con agua limpia.
  • Llenar el depósito acumulador y elevar la temperatura del agua hasta 70ºC y mantener durante 2 horas. Posteriormente abrir por sectores todos los grifos y duchas, durante 5 minutos, de forma secuencial. Confirmar la temperatura para todos los puntos terminales de la red se alcance una temperatura de 60ºC.
  • Vaciar el depósito acumulador y volver a llenarlo para su funcionamiento habitual.

Agua fría de consumo humano: desinfección química para controlar la legionela

Los elementos desmontables, como grifos y duchas, se limpiarán a fondo con los medios adecuados que permitan la eliminación de incrustaciones y adherencias y se sumergirán en una solución que contenga 20 mg/l de cloro residual libre, durante 30 minutos, aclarando posteriormente con abundante agua fría.

+ info

UNE 100030:17. Prevención y control de la proliferación y diseminación de Legionella en instalaciones.

RD 865/2003 RD 140/2003
Los puntos críticos en el sistema de agua fría son los siguientes:

  • Los aljibes y depósitos de agua auxiliares. En estos casos, la proliferación de la bacteria se da en sistemas con deficiente estado de mantenimiento y limpieza y/o sometidos a insolación directa, ya que la bacteria se encuentra con temperatura y nutrientes que favorecen su crecimiento. El estancamiento del agua en el depósito y  los cerramientos inadecuados, que permiten la entrada de suciedad externa, son factores que favorecen el asentamiento y la proliferación bacteriana.
  • Los ramales ciegos y de uso infrecuente. El estancamiento del agua facilita la formación de biofilms en los que la bacteria puede ocultarse y encontrar nutrientes para multiplicarse. Los ramales ciegos son frecuentes en edificaciones antiguas o remodeladas. La existencia de grifos terminales de escaso uso y las habitaciones desocupadas durante cierto tiempo también pueden representar un problema, ya que permiten el estancamiento del agua.  Por tanto, se deben realizar sangrados periódicamente.
  • Las conexiones de la red de agua potable a sistemas de agua no potable son otro punto de riesgo. Las conexiones con el sistema contraincendios o con el sistema de riego que carecen de las válvulas anti-retorno.
  • Los grupos de presión, los cuáles pueden estar dispuestos  para su entrada en serie, de forma que alguno casi nunca está en funcionamiento provocando estancamiento del agua. Además, a veces carecen de toma de fondo para su sangrado o son de difícil limpieza.
Los puntos críticos en el sistema de agua caliente sanitaria son los siguientes:

  • La producción centraliza. El caudal de agua caliente tiene muchas variaciones a lo largo del día en función de la estación del año, tipo de instalación , la hora del día, etc.. Todo ello obliga a tener acumuladores de agua caliente almacenada para garantizar su suministro en su demanda. Por tanto, es importante el control de temperaturas en los acumuladores, ya que si en algún momento llega a ser inferior a 45ºC se favorecerá la proliferación de la Legionella.
  • Los intercambiadores de calor. Su principal riesgo es que a altas temperaturas se favorece la deposición de sales lo que podría producir porosidades en la placa y la consiguiente mezcla del agua del circuito con el agua caliente sanitaria. Por eso, se recomienda un buen mantenimiento, el cual se verá favorecido si los intercambiadores son externos. Además también se recomienda instalar una bomba que permita la recirculación del agua dentro del mismo acumulador.
  • Estratificación térmica. La variación de temperatura en el acumulador puede favorecer el crecimiento microbiano si la bacteria se encuentra con temperaturas adecuadas. Por eso, se debe llevar un control de ella y para evitar la estratificación térmica se recomienda que los acumuladores sean verticales y conectados en serie.
  • Los puntos terminales. La limpieza y desinfección de los puntos terminales (grifos, duchas) es una práctica preventiva que reducirá la cantidad de nutrientes y, por tanto, dificultará la proliferación bacteriana.